Branding

Música en el restaurante

Dentro de una propuesta gastronómica interesante es también muy importante ofrecer un ambiente relajado en el Restaurante, que encaje con lo que buscan los comensales.

Aunque no lo creas la música de tu restaurante es mucho más importante de lo que pensás.

Es la imágen que da sobre la Personalidad de tu Marca. Hay restaurantes que se decantan por el silencio, los hay que prefieren un ambiente animado y, por supuesto, también hay muchos establecimientos que son más partidarios de  un sonido de relax, más propio de un espacio chill out. Es un factor fundamental también en el Marketing Gastronómico.

Muy estudiado por los expertos, un conjunto de factores como; los puntos de cocción, el emplatado, los cubiertos, la cristalería, la mantelería, el mobiliario, los platos, la música, la forma con la que nos comunicamos a través de las redes sociales, y que  son características muy precisas de nuestra marca.

Algunas claves para elegir la Música de tu local

Imagináte que como cliente llevas planeando ir a un restaurante durante semanas, o que quizá tengas un largo camino para llegar al mismo, y te preparaste como para ir a un teatro con tus mejores ropas y en excelente compañía.

Al momento de entrar al establecimiento te encontrás con un ambiente estridente y con música chillona más digna de un bar de baja categoría. Se trata de un ejemplo muy sencillo, pero con el que podemos hacernos una idea de lo molesto que puede resultar la música de un restaurante cuando se escoge por parte de los propietarios de forma incorrecta.

No hay nada más incómodo que estar en un restaurante y no poder escuchar lo que nos cuentan los acompañantes.

Presta especial atención al volumen y procura que la música no solo acompañe, sino que sea agradable.

Si compaginamos nuestros platos con una música que vaya acorde con los mismos, el disfrute de cada bocado será aún más memorable.

Dependiendo de las características arquitectónicas del local, es posible que el ruido de la cocina se escuche más de la cuenta. No Intentes taparlo con música, es un error, por lo que conviene más invertir en sistemas de aislamiento acústico o procurar que el equipo de cocina trabaje de manera mas ordenada y silenciosa.

A todos nos encanta escuchar grandes clásicos. También puedes encontrar playlists de versiones acústicas, en las que los cantantes hacen covers de canciones muy conocidas, mucho más relajadas y aptas para una comida tranquila en un restaurante.

Si tu opción es no poner música, procurá que tu personal sea ordenado y no se escuchen en la sala por parte de los comensales los gritos de la cocina o las charlas o ruidos de platos y cristales al lavar.

También podes poner Spotify pero trata de sacar los anuncios de los mismos que quedan fatal para los oídos.

Nos vemos en tu próxima visita!!!

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *